El proyecto internacional de investigación NEAT (“A New, Evolutive API and Transport-Layer Architecture for the Internet”) -que comenzó en marzo de 2015 con un horizonte de 3 años de trabajo-, planea desarrollar un nuevo sistema de transporte de Internet con una API (interfaz de programación de aplicaciones) fácil de usar por los desarrolladores de software. Y que de cara a usuarios, entregará una mayor fiabilidad y una mejor calidad de experiencia en el uso de ellas.

“El proyecto representa una iniciativa conjunta entre socios de la industria y de la academia, con el fin de renovar una arquitectura de transporte que aún se basa en buena medida en desarrollos de hace tres décadas”, explica el Dr. David Ros, coordinador de NEAT. “Las aplicaciones conectadas modernas necesitan de una arquitectura de transporte más flexible, en vista de los importantes cambios en la manera de usar Internet que han tenido lugar en las últimas décadas. El contexto actual incluye usuarios móviles y una frontera cada vez más difusa entre servicios de comunicación de datos y de telecomunicaciones”.

Hoy en día no existe ningún software en el mercado comparable al sistema de transporte NEAT, ya que este ofrecerá a los desarrolladores una nueva manera de especificar los requerimientos de una aplicación, en términos de tasa de transferencia, retardo, fiabilidad, costo, etc. Así, teniendo claro dichos requerimientos el sistema NEAT elige, o ayuda a la aplicación a seleccionar, el mejor servicio de comunicación disponible, simplificando así la tarea de esta. Y todo, en un escenario de implementación como software de código abierto, con el fin de facilitar su adopción.

Pero eso no es todo, ya que NEAT planea ir más allá de las implementaciones y normas de protocolos de red existentes, sino que será evaluado en varios escenarios de uso tales como: banda ancha móvil, conexión de clientes móviles en mercados emergentes a servicios web “de primera”, aplicaciones interactivas, y plataformas cloud con sistemas de almacenamiento distribuido en centros de datos.