Si eres una persona que entre sus muchas tareas o responsabilidades, a veces siente que no encaja o que sus decisiones por momentos son contradictorias, no te preocupes ni te eches a morir, ya que tu caso no es el único y responde a lo que muchos estudios llaman “personalidades complejas”.

En este sentido, variados autores plantean que es posible identificar a personas altamente creativas, debido a un rasgo común de sus personalidades que tiene relación con que parecen incluir "a una multitud" de personas dentro de sí mismos, con valores y opiniones a veces opuestos.

Pero ojo, no se trata de ser una constante contradicción en todos los aspectos, sino que se refiere o se relaciona con la capacidad de desarrollar o asumir -dependiendo de la ocasión, de una actitud más racional o más empática- para ciertas tareas o situaciones de trabajo donde es necesaria una actitud más flexible.

En un análisis reciente, el experto chileno en innovación y recursos humanos Manuel Gross remarcó otras contradicciones típicas de las personas muy creativas: son fuertes pero tranquilas, inteligentes pero ingenuas, soñadoras pero realistas, extrovertidas pero prudentes, modestas pero orgullosas, insurgentes pero conservadoras, apasionadas pero objetivas, expuestas pero felices, valientes pero sensibles. "La diversidad es un mantra de la creatividad y la innovación, y lo natural en ella es que afloren contradicciones todo el tiempo", cuenta ahora Mabra Ruiz Alonso, impulsora del método Cre-in, que mezcla distintas técnicas de teatro, canto, baile, etc, para lograr resultados creativos.

Lo importante de todo esto es entender y aceptar que el camino de las contradicciones, en términos de innovación y creatividad, corre tanto para las personas como para las mismas ideas, cuyos derroteros suelen ser más "oblicuos" y más desconectados, pero que finalmente producen grandes efectos.

Pese a lo que creas, y tal como lo dijo alguna vez el fallecido fundador y gurú de Apple, Steve Jobs, “la única forma de conectar los puntos es mirando hacia atrás y confiar en la intuición y el amor que se tiene por lo que se hace”.