El aumento de mujeres en puestos de liderazgo ha traído consigo descubrimientos positivos en términos de ambiente laboral y productividad.

“Las mujeres nos hemos convertido en un motor del cambio global. La evidencia ha demostrado que las empresas que incorporan más mujeres mejoran desde su clima laboral hasta su rentabilidad. En las compañías del Fortune 500 con más mujeres en sus juntas directivas hay mayores beneficios financieros”, explica nuestra Directora, Mónica Retamal.

Pero no solo trae beneficios a nivel empresarial, sino nacional. “Según ONU Mujer, la presencia femenina activa en el trabajo cambia la estructura económica de los países y su PIB aumenta. En esta línea, de acuerdo a estimaciones del ministerio de Economía chileno, nuestro PIB aumentaría en un 0,68% si se atrae a 100 mil mujeres al mercado laboral”, agrega Mónica Retamal.

De cara a esta realidad, LinkedIn realizó un estudio en 10 países, en los cuales se analizaron millones de perfiles y se llegó a la conclusión de que desde 2008, más mujeres han sido contratadas en puestos de liderazgo.
“El área de tecnología fue la más sorpresiva en niveles directivos de contratación femenina; un claro ejemplo es que solo en el cargo de Director de Tecnologías de la Información aumentó un 57% desde el 2008. Dentro del rubro los tres puestos de trabajo que experimentaron el mayor crecimiento están: Diseñador de experiencia de usuario (incremento del 67%); Director de tecnología (incremento del 60%); y Desarrollador web (incremento del 40%)”, se lee en el estudio.

Como empresa ligada a la tecnología, les preguntamos a las mujeres que trabajan con nosotros qué significa ser mujer y trabajar en esta área.
Francisca Palma lleva 17 años liderando equipos para desarrollos digitales en Ki, y aclara: “Creo que no se generan diferencias importantes por ser mujer, todo lo contrario, siempre me he sentido súper acogida en los diferentes grupos que he tenido a mi cargo. Incluso prefiero trabajar con grupos mixtos pues se genera una dinámica entretenida que se equilibra en varios aspectos de la vida laboral”.

Sin embargo, el estudio le llama la atención, pues “pese a que efectivamente se ve un aumento de las mujeres en cargos de liderazgos en el área de Tecnologías, no veo que este crecimiento sea tanto como un 67%”, explica.

Desde el área de Innovación de Ki, Ingrid Basualto, quien lleva cerca de cuatro años en la compañía y se desempeña actualmente como Adjunto de Gerencia, coincide con Francisca Palma en cuanto a no sentir desigualdades: “La verdad que no siento nada diferente, debido a que estudié una carrera donde también predominaban los hombres y comencé a trabajar en una industria en que pasaba lo mismo. Sin embargo, creo que no es algo poco común dado que en Chile, hay muchas industrias que son predominadas por el género masculino y las mujeres poco a poco están teniendo una mayor participación”, señala.

Ingrid, además, está a cargo de vla estrategia de innovación de Ki Teknology, para lo que debe llevar a cabo actividades que fomenten un cambio cultural y generar nuevas ideas para desarrollar proyectos en colaboración.

Sobre el aporte que hacen las mujeres a esta área, tan generalmente concebida como masculina, coinciden ambas en que es otra perspectiva para abordar los temas. “Es otra forma de observar y analizar las situaciones. Creo que de a poco muchas mujeres se irán sumando a este mundo por el abanico de oportunidades que se presentan”, opina Ingrid Basualto.

A lo que Francisca Palma agrega: “Como en todas las áreas, creo que las mujeres se pueden incorporar de manera natural y aportar con una visión creativa, desde un punto de vista más femenino. Para que hayan más mujeres, solo falta más información sobre las oportunidades que ofrece este rubro y desmitificar el hecho de que es un mundo más bien masculino”.

Sobre este tema, nuestro Gerente General, Martín Lewit, señala que “Todos los tipos de diversidad, entre ellas, la de género, son parte importante del sello de nuestra compañía. Nuestros equipos suelen estar formados por personas que piensan de manera diferente, tanto hombres como mujeres. En este sentido, destacamos la apertura como uno de nuestros principios, donde lo verdaderamente importante es el pensamiento creativo y el trabajo en equipo”.

La gestión y el liderazgo encabezan el listado para las mujeres en estos puestos, junto con servicio al cliente y hablar en público.

Los datos del estudio muestran que la diversidad y la inclusión se están convirtiendo en temas prioritarios dentro de las compañías. Más del 37% de los líderes de reclutamiento de talento consideran que la diversidad será el punto principal en las contrataciones a futuro. Estos muestran además que existe un aumento del 35% en las contrataciones globales realizadas bajo el concepto de “trabajo de diversidad” en los últimos ocho años; esto podría reflejar un mayor énfasis de los líderes empresariales que buscan cerrar la brecha de género, particularmente en puestos superiores.

Francisca e Ingrid son solo dos de las 32 mujeres que trabajan en Ki Teknology y entregan una perspectiva diferente en cada proyecto en el que participan, aportando no solo en cuanto a diversidad de ideas, sino en liderazgo.

Compartir